Dicen que en estos momentos hemos perdido la capacidad de atención. Estamos tan acostumbrados a la vida multitarea y vivir entre tantos impactos y focos de atención, que hemos perdido la capacidad de disfrutar del momento y de prestar atención a lo que estamos. Todos lo vivimos en la oficina: estamos preparando un informe, y a la vez, nos llega un mail para responder, suena el teléfono, entra un whatsapp… estamos con mil frentes abiertos, y eso al final, pesa en nuestra concentración.

En la vida personal, ocurre lo mismo. Recibimos tanta información a través de tantos canales, y estamos tan acostumbrados a pensar en el pasado, o a preocuparnos por el futuro, que no disfrutamos del momento presente y de todo lo que puede ofrecernos.

Qué es el mindfulness

Y el Mindfulness es una técnica que lucha precisamente contra todo esto. Mindfulness es prestar atención o conciencia plena al momento presente. Es estar aquí, y ahora, aceptando el presente, sin juzgar si lo que ocurre es bueno, malo, o regular, y sin hacer varias tareas a la vez, o pensando en otras cosas. Esto entronca con la idea de que si no somos felices ahora, no lo seremos jamás, ya que siempre nos va a faltar algo, o tendremos miedo de algo. La solución disfrutar de lo que ocurre en cada momento.

Qué nos aporta practicar Mindfulness

Además de ayudarnos a vivir con atención plena el momento presente, disfrutando de las pequeñas cosas que nos regala la vida, Mindfulness ayuda a mejorar nuestra salud y nuestro bienestar psicológico, a la par que nos aporta más satisfacción personal, más calidad de vida, y en definitiva, nos encamina hacia la felicidad.

Además, la práctica del mindfulness se ha demostrado eficaz para prevenir y tratar enfermedades psiquiátricas como la ansiedad, la depresión, adicciones, reducir el estrés, o trastornos de conducta alimentaria ¿Te animas a investigar y a practicar esta técnica ideal para vivir el presente?

Compartir