A finales de diciembre, la ministra de sanidad, servicios sociales e igualdad Dolors Montserrat reveló la intención en esta nueva andadura del gobierno español de elaborar un mecanismo de ley que permita votar a las personas con discapacidad, exceptuando aquellos casos en las que las personas no se encuentren en plenas facultades mentales. Se trata una de las varias leyes propuestas para materializar durante esta segunda legislatura del gobierno de Rajoy en materia de discapacidad.

La nueva cara del gobierno español en materia de sanidad y servicios sociales, Dolors Montserrat anunció este nuevo compromiso durante su primera comparecencia en la Comisión de Sanidad y Servicios sociales del Congreso de los diputados tras ser nombrada en el cargo.

Según sus propias palabras, la propia Dolors promoverá

“una reforma de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (Loreg) para que la regla general sea reconocer el derecho de voto a las personas con discapacidad, regulando aquellas excepciones a este derecho en aquellos supuestos de plena inconsciencia o absoluta falta de conocimiento de la persona“. De llevarse a cabo, constituirá un hito histórico en cuanto a derechos de personas con discapacidad.

Así mismo, la ministra convocó para el pasado 10 de enero a todas las partes implicadas en la elaboración del Reglamento de la Ley de las Lenguas de Signos Españolas, que afectará a personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas.

En su primera intervención pública, Dolors Montserrat fue más allá señalando la necesidad de inserción en el mercado laboral, evidenciando un conocimiento y sensibilidad actualizados sobre la situación de las personas con diversidad funcional, expresión de nueva creación ampliamente respaldado por el colectivo, resaltando que: “no existen personas con discapacidad, sino con capacidades diferentes. La mejor forma de prevenir la exclusión social de estas personas es fomentar su integración en el mercado laboral. Por ello, vamos a aprobar un plan de empleo para personas con discapacidad“.

Para la redacción de esta extensa nueva y actualizada Ley de Dependencia, incidió en la necesidad de trabajar en tres frentes: la prevención, la garantía de la calidad de los servicios asistenciales proporcionados y la financiación estable.

Es, a grandes rasgos, la batería de nuevas y actualizadas leyes en materia de discapacidad y dependencia que el gobierno español llevará a cabo durante los próximos cuatro años de mandato. 

Compartir