Los grandes inventos surgen siempre de repente, cuando alguien se hace una pregunta evidente que da respuesta a una obviedad. Algo así es lo que sucedió cuando Eva Cerezo, profesora titular del Departamento de Informática e Ingeniería de Sistemas e investigadora del Instituto de Investigación e Ingeniería de Aragón cayó en la cuenta de que apenas había proyectos de investigación dedicados a ayudar y estimular a los niños con dificultades cognitivas o motoras. Un reto al que la ciencia y la tecnología apenas había dado soluciones,  al igual que sucede en muchos casos en consultas y hogares, en los que se da una mayor importancia a la rehabilitación o al tratamiento antes que al derecho del niño a jugar y a vivir una vida normalizada.

De esta manera, y bajo estas premisas, surgió la unir tecnología e integración social mediante la posibilidad de desarrollar todo el potencial educativo, terapeútico y lúdico que poseen los videjuegos, un aparato muy presente en nuestras casas y en la vida de cualquier niño o niña, y que puede ayudar a mejorar su desarrollo y su integración social. Mediante el NIKVisión, una mesa de juego tangible que permite interactuar con pulsaciones con los dedos o manipulando objetos apoyados en su superficie a los niños pequeños o las personas con discapacidad.

El sistema de esta mesa de juego permite que los juegos sean adaptados a las posibilidades de interacción de cada persona, ya que han sido diseñados dependiendo de las necesidades de los usuarios y que es utilizado con éxito en el centro de Atención Temprana de Santa Teresa, en el colegio Alborada o en Asapme Huesca. Gracias a este proyecto, que combina tecnologías que van desde las mesas tangibles como NikVision, o robots sociales o dispositivos vestibles, se facilita el desarrollo de los juegos pervasivos que buscan suprimir la brecha entre el juego tradicional y el videojuego.

Inventos que sin duda ayudan a desarrollar las capacidades de niños y personas discapacitadas, reforzando sus capacidades y el aprendizaje de una manera divertida a la par que terapéutica y que ponen de manifiesto que el uso de nuevas tecnologías pueden ser una herramienta fundamental para favorecer el desarrollo del individuo. Aún así, recuerda: el mejor regalo que puedes hacerle a tu hijo o hija, es regalarle tu tiempo y pasar cuanto más tiempo de juegos y de ocio junto a ellos.

Más información | Sin Barreras

Fotografía | Javier Marco

Compartir