La sostenibilidad es una tendencia al alza que se ha colado en cualquier faceta de nuestra vida. El cambio climático es una realidad, y cada uno a título individual tenemos que poner en marcha acciones que ayuden a conservar el medio natural. Si quieres ser más sostenible en el hogar, te hemos preparado unas cuantas ideas que todos podemos hacer en el hogar , y que ayudarán a que tengas una casa más sostenible.

  1. Cambia las ventanas. Para mejorar la eficiencia de tu casa, es imprescindible tener un correcto aislamiento para que no se escape el calor en invierno, o el fresco en verano. Si las ventanas de tu hogar no garantizan ese aislamiento, es clave que las cambies en cuanto puedas para ahorrar energía (y además, la factura eléctrica será menos abultada).
  2. Usa de manera razonable la calefacción y el aire acondicionado. No hay porqué ir en camiseta en invierno, ni con chaqueta en verano. Los expertos recomiendan regular la calefacción a 20/21º en invierno, y a 26º en verano. Cada grado de más o de menos se nota en el medio ambiente, y también en tu factura: un grado de diferencia puede suponer un 7% más de gasto.
  3. Instala toldos. La instalación de toldos te ayudará a bajar la temperatura interior en casa varios grados.
  4. Apuesta por las energías renovables. Si tienes oportunidad de instalar en casa placas solares en el tejado, no lo dudes.
  5. Aprovecha las características de tu vivienda. Aprovecha al máximo la luz del sol, y pinta en colores claros que favorezcan la luminosidad.
  6. No dejes los electrodomésticos en standby. Al apagar un electrodoméstico, vemos que muchas veces se queda con el punto rojo de conexión. Lo vemos en la televisión, en la consola, en la pantalla del ordenador, en la cafetera de cápsulas, en el lavavajillas… Puede parecer un gasto mínimo, pero si vamos sumando todos estos electrodomésticos, la suma al año es considerable. Así que cuando te vayas a la cama, o cuando apagues un electrodoméstico o aparato electrónico, apágalo del todo.
  7. Apuesta por las bombillas de bajo consumo. Aunque parezcan más caras, a la larga, ahorras dinero y energía. De hecho,  duran 8 veces más y gastan hasta un 80% menos de energía.
  8. Si vas a comprar electrodomésticos nuevos, que sean de bajo consumo, de clase energética A++ o A+++. Consumirán hasta un 70% menos de energía respecto a los electrodomésticos de clase A.
  9. Si vas a poner la lavadora o el lavavajillas, asegúrate de que están llenos.
  10. En el caso de la lavadora, intenta lavar en frío. Ahorrarás más de un 80% de energía, y también conseguirás que tus tejidos se conserven mejor.
  11. En la cocina, utilizan siempre que puedas la olla a presión. Ahorrarás tiempo, energía, y dinero.
  12. Al utilizar el horno, ábrelo lo menos posible. Cada vez que lo abres, el calor interior se escapa, y la temperatura baja de golpe unos 20º.
  13. Al descongelar un alimento, sácalo la noche de antes y que se descongele de forma natural en la nevera. Evita descongelarlo en el microondas. Los alimentos conservarán mejor sus propiedades si se hace de forma natural y lentamente, y además, ahorrarás luz.
  14. Separa tus residuos, y recicla.
  15. Al hacer la compra, apuesta por productos que utilicen bioplásticos o materiales reciclados para su packaging.
  16. Al ir a hacer la compra, utiliza bolsas reutilizables.
  17. Cierra los grifos si no los utilizas (al fregar, al lavarte los dientes).
  18. Controla el tiempo que pasas en la ducha para ahorrar agua.
  19. Si tu baño es antiguo, instala válvulas reguladoras para reducir el caudal que sale del grifo o de la ducha.
  20. Al desplazarte, siempre que puedas, intenta ir caminando, en bicicleta, o utilizando el transporte público.
Compartir