El próximo 15 de mayo se celebra el Día Europeo contra la Obesidad, un problema que la Organización Mundial de la Salud califica como uno de los grandes retos sanitarios del siglo XXI. Según todas las estadísticas, la obesidad y el sobrepeso están aumentando de forma importante en todo el planeta, con los problemas de salud que puede provocar, con la aparición de enfermedades como alteraciones cardiovasculares, hipertensión, diabetes tipo 2, patologías del aparato locomotor, e incluso algunos tipos de cáncer.

Por eso, la obesidad y el sobrepeso está en la agenda de las autoridades sanitarias. Como dato, tras el Reino Unido, España es el segundo país europeo con más casos de obesidad y sobrepeso. Para saber si una persona sufre obesidad, hay que recurrir al índice de masa corporal, un indicador que relaciona el peso y la talla. Se calcula dividiendo el peso de una persona en kilos por el cuadrado de su talla en metros (kg/m2). En el caso de los adultos, la OMS define el sobrepeso y la obesidad como se indica a continuación: sobrepeso: IMC igual o superior a 25, y obesidad: IMC igual o superior a 30.

Consejos para combatir la obesidad y el sobrepeso

Para evitar el sobrepeso, lo mejor es la prevención, llevando hábitos de vida sanos.

  1. Planifica tus comidas. Prepara un calendario con los menús de cada día, para que este sea equilibrado, y comas de todo. Si planificas, no caerás en la improvisación, que suele llevar a comer cualquier cosa.
  2. Elige alimentos saludables, consume frutas, verduras, alimentos frescos… evita los alimentos ultraprocesados, ricos en grasas y azúcares, el consumo en exceso de carnes procesadas…
  3. En desayunos y refrigerios, olvídate de repostería y bollería industrial, y da el salto a alimentos naturales.
  4. Lee siempre las etiquetas. Y evita los productos con grasas, azúcares, exceso de sal…
  5. Cambia el modelo de cocinar. Hay múltiples opciones para cocinar saludable, y evitar técnicas que no son tan sanas, y que nos encaminan hacia el sobre peso. Deja de lado fritos, rebozados, salsas hipercalóricas, y descubre la cocina a horno, en papillote, al vapor, a la plancha… investiga, y prueba.
  6. Para beber, lo mejor, el agua. El alcohol, los zumos industriales y las bebidas azucaradas son grandes aliados de la obesidad.
  7. En las comidas, apuesta por reducir las cantidades. Un truco es utilizar platos más pequeños, para que parezcan que están más llenos.
  8. Combate la vida sedentaria. Junto a cuidar la alimentación, es fundamental abandonar la vida sedentaria. Practica deporte, y muévete todo lo posible. Siempre que puedas evita desplazarte en coche, y camina, o ve en bicicleta. Subir andando en lugar de utilizar el ascensor también nos puede ayudar a combatir el sedentarismo.
  9. Cuida con las dietas milagro. Esas, no existen, y suelen ser contraproducentes. Si necesitas perder peso, la única receta es llevar una vida saludable.
Compartir