Cada 3 de diciembre, desde el año 1992, se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Un día instituido por la Asamblea General de Naciones Unidas tras aprobar la resolución 47/3,  y que en la actualidad se celebra en todo el mundo para llamar la atención y movilizar a la sociedad sobre las necesidades y dificultades que tienen las personas con discapacidad para integrarse en una sociedad que debería ser incluyente.

 

Se calcula que unos mil millones de personas viven en el mundo con una discapacidad, una cifra que representa al 15% de la población mundial. Mil millones de personas, de las que 4 millones residen en España, que tienen que enfrentarse a diario con muchas barreras, y que no disfrutan de los mismos derechos que el resto de sus conciudadanos al no poder acceder a un empleo, a la educación, o por los impedimientos para utilizar los medios de transporte públicos.

Barreras que les impiden tener la inserción laboral y social plena y que les condena en muchas ocasiones a tener tasas de pobreza más altas que las personas sin discapacidad ante la desigualdad de oportunidades, reduciendo de esta manera su calidad de vida y obligándonos a instituciones, entidades, empresas y organizaciones a seguir celebrando el 3 de diciembre para recordar la necesidad de seguir trabajando para mejorar su calidad de vida y para lograr la plena incorporación social y laboral de las personas con discapacidad.

En este caso, en la edición del 2015 del Día Internacional de las Personas con Discapacidad está dedicado a hacer las ciudades inclusivas y accesibles para todos, a mejorar los datos y estadísticas sobre discapacidad y a incluir  a personas con discapacidad invisible en la sociedad y el desarrollo. Y tú, ¿cómo crees que podemos contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad?

Compartir