Por mucho que a veces nos creamos autosuficientes, las personas somos seres sociales y  como tales, necesitamos interacciones con nuestro entorno: familia, amigos, conocidos, compañeros de trabajo… incluso con los desconocidos que nos encontramos por la calle. ¡Si hasta sentimos la necesidad de hablar solos! Por lo tanto, es fundamental socializar y además ayudar a las personas con riesgo de exclusión social para evitar el aislamiento. Dentro de ese sector de la sociedad con mayor dificultad para conseguir la inclusión social podemos encontrar a las personas con discapacidad.

Se entiende como inclusión social a la acción de mejorar las condiciones de las personas que integran la sociedad, proporcionándoles capacidades, oportunidades y reconocimiento por lo que son. En el caso de Diversis, hacemos de la inclusión social una de nuestras líneas de acción, ya sea mediante la plataforma de información de ayudas y portal de empleo para facilitar el acceso de las personas con discapacidad al mundo laboral, o mediante actividades de toda índole,  como pueden ser en el área deportiva con clases de tenis hasta la faceta cultural,  como la exposición de pintura que tuvo lugar el año pasado.

 

Y es que cualquier pretexto es bueno para reunirnos con gente. Por eso en Diversis trabajamos para ofrecer ámbitos multidisciplinares que provoquen que las personas con discapacidad se enfrenten a nuevos retos que les hagan salir de su entorno y conocer a personas nuevas. Pero no estamos solos: la sociedad también tiene en la inclusión social una tarea pendiente  para acometer de forma exitosa, no solo en actividades específicamente diseñadas para un sector de la población, sino también como una consecuencia directa de la integración de las personas con discapacidad en todos los estamentos de la sociedad.

Nosotros creemos en la inclusión social, pero es tarea de todos que esta sea una realidad. ¿Nos ayudas?

Compartir