La parte más importante de una empresa es el factor humano o, lo que es lo mismo, los trabajadores. En este sentido, en Diversis Corporación creemos en trazar una estrategia para lograr una gestión responsable de nuestros equipos de trabajo para maximizar la efectividad mediante la optimización de nuestra estructura. Estas son nuestras principales líneas de acción en gestión de equipos de trabajo.

¿Cuentas con el personal adecuado?

Todo comienza con una adecuada elección del personal. El recruiting busca dar con el candidato o candidata ideal para un puesto de trabajo, elaborando perfiles mediante entrevistas y otros procesos de selección. Para Diversis es fundamental encontrar a las personas adecuadas para cada puesto tanto a nivel empresarial como personal, porque entendemos que desde nuestra Corporación estamos dando la posibilidad de integrarse laboralmente a personas con diversidad funcional.

La diversidad suma

Es fundamental lograr un equipo de trabajo lo más diverso posible por varios motivos. Para empezar, porque un equipo multidisciplinar es capaz de adaptarse. En este sentido, combinamos dos conceptos clave: la capacidad de delegar y asumir el liderazgo como una común para todos.

Además, un conjunto de personas diferentes es capaz de aportar diversas formas de resolver un problema, lo que permite lograr una visión amplia y abierta. Si tenemos la posibilidad de trabajar con personas muy diferentes a nosotros, es más fácil enriquecerse y flexibilizarnos.

Finalmente cabe destacar que no todo el mundo tiene las mismas posibilidades, por lo que apostar por perfiles y personas con diversas capacidades contribuye a mitigar la discriminación, logrando una sociedad más justa, y reducir también los prejuicios.

Cuida al trabajador

Con las personas adecuadas en tu equipo, el siguiente paso es hacer efectivo una gestión responsable teniendo en cuenta que si queremos los mejores resultados, hemos de cuidar al trabajador. La visión Global de la organización de Diversis nos lleva a apostar por proyectos RSE en todos los niveles de nuestra estructura, donde los trabajadores juegan un papel clave.

No todo es cuestión de dinero, sino también de ofrecer servicios y herramientas para hacer su trabajo más fácil, eficiente y seguro, de formación y actividades para seguir mejorando, de apostar por la flexibilidad hacer posible una conciliación familiar y por supuesto, de valorarle con palabras. Y es que, qué fácil es decir lo malo pero cómo nos cuesta alabar.

Para terminar, es importante que los equipos de trabajo se sientan a gusto y comprometidos en el proyecto y la empresa, para lo cual no hay nada mejor que cuidar la cultura de los valores y principios.

Compartir