Las pasadas elecciones generales del 28 de abril fueron históricas, marcando un antes y un después para las personas con discapacidad. Resultados y participación aparte, fueron las primeras elecciones en las que todas las personas con discapacidad tuvieron derecho a voto desde que existe la democracia en nuestro país. Porque el hecho de tener una discapacidad intelectual ya no es motivo para no poder hacer uso de este derecho universal

Así, en el estado español, aproximadamente 100.000 personas con discapacidad pudieron votar por vez primera. Solo en Aragón la cifra llegó a los 3.000 votantes. De este modo, todas las personas, independientemente de la discapacidad que tengan, tienen derecho a voto a partir del 28A.

Para estar preparados para el gran día – que tendrá su réplica el próximo 26 de mayo en las elecciones municipales -, se ha procedido a formar e informar de cómo es el procedimiento para que todos estemos listos para ejercer nuestro derecho a voto, realizando incluso dos simulaciones con urnas para emular el proceso.

Así, se ha incidido en la importancia de llevar la documentación , la introducción de los pertinentes sobres, el blanco para las elecciones al congreso y el sobre sepia para el senado, por supuesto, debidamente cumplimentado si es que queremos que tenga validez. Obviamente, el voto es secreto y cada uno toma sus decisionespara tener claro quiénes serán sus representantes.

En Diversis nos hemos hecho eco de este acontecimiento y dentro de nuestras actividades RSE hemos realizado la formación pertinente. Tras la experiencia de toda nuestra plantilla, nuestra compañera Virginia nos cuenta la experiencia de poder votar por primera vez como algo emocionante, un hecho cotidiano para muchos de nosotros que nos hace sentir que formamos parte de la sociedad y podemos contribuir para cambiarla y hacerla mejor a través de la toma de decisiones. Así es como fue esta jornada histórica para las personas con discapacidad en Aragón.

Compartir