¿Quién no se ha enfrentado alguna vez a una temida entrevista de trabajo? Nervios, repaso de última hora a nuestro currículum, un outfit sencillo pero arreglado que denote que nos importa nuestra apariencia, un vistazo a la web de la empresa para demostrar que conocemos la casa…Y por supuesto, la desagradable sensación de que nos lo jugamos todo a una carta: una entrevista laboral de apenas unos minutos para causar buena impresión.

En el otro lado de la mesa la tarea no es más fácil: las personas de recursos humanos disponen de muy poco tiempo para filtrar a los posibles candidatos, repasar lo más importante de sus CVs, seleccionar sin margen de error y en el cara a cara comprobar que la persona se ajusta al perfil del puesto y que tiene una aptitud y actitud que encaja con la filosofía de la empresa.

Aunque con la práctica todo mejora y una entrevista de trabajo no es una excepción, a todos nos suele quedar el sabor de boca de que quizás podríamos haberlo hecho mejor.

En el empleo para discapacitados también se realizan entrevistas laborales, que aunque siguen siendo complicadas, suelen ser un acierto gracias a la gran labor que proporcionan empresas como Stylejobs, que actúan como intermediarios, facilitando la tarea de los empleadores y los candidatos para que el abanico se reduzca y que la persona en cuestión sepa de antemano que está capacitada para el puesto y que la empresa tenga en su mano lo que busca. En este caso, para el personal de Stylejobs encargado de realizar las selecciones de persona, no tienen en cuenta la discapacidad. Para ellos, lo más importante es la capacidad de cada persona para desempeñar el puesto de trabajo al que se opta.

Entre los consejos que podemos dar para hacer una entrevista para seleccionar un puesto de trabajo con discapacidad, lo más importante es que en esta se realice en un ambiente natural y con una actitud flexible, adaptando la valoración de cada candidato a las especifidades de cada puesto de trabajo y al perfil y características de los candidatos. En este sentido, es fundamental que el entrevistador sea capaz de conectar con las personas para favorecer el diálogo y el intercambio de información, y que esté mínimamente formado en materia de discapacidad. 

Un detalle importante teniendo en cuenta que es muy probable que el tema de la discapacidad salga durante la entrevista de trabajo, a la hora de analizar por ejemplo posibles incompatibilidades entre el puesto de trabajo y la discapacidad del candidato, o a la hora de solicitar el baremo de movilidad en caso de que fuera necesario.

Como bien sabes, la incorporación al entorno laboral de personas con discapacidad mejora la capacidad productiva de la empresa , además de proporcionarle acceso a nuevos mercados, certificaciones y otro tipo de bonificaciones fiscales.  Asimismo, los trabajadores de la empresa también se ven beneficiados, pero no solo las personas con discapacidad, sino el personal al completo.

 

Compartir