Hace una semana, os hablábamos de las residencias para personas con discapacidad en Zaragoza y ya en el propio artículo se incidía en que no era la única opción, teniendo la contratación de cuidadores o los centros de día como alternativa.  Muchas personas no tienen claro las diferencias entre las residencias y los centros sociales, siendo dos soluciones distintas e igualmente buenas en función de cada caso.

Otra alternativa a las residencias, los centros de día

Cuando una persona discapacitada es adulta, los centros de servicios sociales evalúan su discapacidad para intentar la inmersión en el mercado de trabajo mediante empleo protegido. No obstante, cuando su grado de discapacidad le impide poder ceñirse a una rutina laboral, la siguiente alternativa son los centros de día.

Los centros de día para personas con discapacidad son instituciones que se encargan de la atención de estas personas durante la jornada, acudiendo por la mañana y retornando a sus hogares por la tarde. En un centro de día, las personas con discapacidad trabajan con técnicos especialistas aspectos variados como pueden ser las habilidades sociales, terapéuticos y se fomenta la autonomía de cada persona de manera individual.

Estos centros de día son clave para el desarrollo de las personas discapacitadas, pero también constituyen un gran soporte al entorno y la familia,  proporcionando atención, apoyo y  la tranquilidad de saber que sus familiares con discapacidad disponen de un cuidado especializado que a veces resulta complicado de proporcionar diariamente.

Si estás interesando en conocer la oferta disponible de centros de día en Zaragoza, la IASS o Instituto Aragonés de Servicios Sociales dispone en su web de un listado con los centros de día en Aragón, ofreciendo información como datos de contacto, carácter o características de la institución.  Y si quieres saber más sobre este y sobre otros muchos temas, puedes seguir la sección de noticias de Diversis, donde te informaremos de todos los aspectos relacionados con la discapacidad.  

Compartir